Cuando hablamos del día a día de cualquier organización, no se nos puede olvidar uno de los procesos más habituales y clave de cualquiera de ellas: la firma de documentos. Si a esta organización le sumamos una transformación tecnológica para agilizar y abaratar sus procesos, necesitamos una solución para también digitalizar este proceso. Por eso en este post os presentamos la firma biométrica.

La firma biométrica es un tipo de firma de un documento electrónico. Además, esta firma recoge una serie de características que permiten identificar al firmante mediante datos biométricos. Hoy día existen muchos tipos: mediante reconocimiento del iris, por huella dactilar, por voz, reconocimiento facial… Nosotros nos centraremos en la más parecida a la firma tradicional, la firma biométrica manuscrita.

La firma biométrica manuscrita

La firma biométrica manuscrita es una tecnología que captura la firma manuscrita en dispositivos táctiles. No es necesario un dispositivo especial para este tipo de firma: cualquier dispositivo táctil es perfectamente válido para recoger este tipo de firma, lo que hace este proceso muy fácil de implementar en las empresas tanto de usar por cualquiera, ya sean trabajadores o clientes.

La principal peculiaridad de la firma biométrica es que registra, además del propio grafo de la firma, una serie de características biométricas que identifican al firmante de forma inequívoca. Estas pueden ser la velocidad y la aceleración en la escritura, la presión de la firma, los cambios de dirección al realizar el trazo…

Ventajas de la firma biométrica manuscrita

Frente a otros tipos de firma, incluida la más tradicional, destacamos ventajas como la verificación en tiempo real de la firma, la agilización de los procesos así como su eficiencia, y un notable ahorro en costes de papel. Esta última ventaja es beneficiosa tanto para las organizaciones que ven reducidos sus costes de papel, tanto para el medioambiente.

Comparando la firma manuscrita biométrica frente a sus “hermanas”, una de las principales ventajas de este tipo es lo acostumbrado que está el público a identificar mediante un trazo (o un conjunto de ellos) un documento. Esta costumbre no está tan presente en otro tipo de firmas biométricas, como pueden ser la firma biométrica por voz, reconocimiento facial o por huella dactilar. Además, estos últimos tipos de firmas son considerados mucho más intrusivos.

¿Es lo mismo la firma biométrica que la firma electrónica?

Con todos los procesos de digitalización y documentos electrónicos… ¿Qué diferencia hay entre la firma electrónica y la biométrica? Pueden parecer casi lo mismo, pero hay diferencias muy importantes que debemos tener en cuenta.

En primer lugar, la firma electrónica no recoge ningún tipo de rasgo biométrico del firmante, por lo que es mucho más insegura a la hora de detectar intentos de suplantación de identidad o de falsificación.

Otra diferencia es el ámbito legal. Una firma biométrica cuenta con validez legal total. En la Ley 59/2003 del BOE (Boletín Oficial del Estado), la firma biométrica es considerada como una firma electrónica avanzada capaz de asegurar la autenticidad e integridad de los documentos del firmante.

firma-biometrica

10 principios de la seguridad de este tipo de firmas

La seguridad jurídica de este tipo de firma se puede reducir a 10 principios o características clave:

  • Como ya hemos visto, la captura de elementos biométricos dinámicos asociados a la confección de la firma.
  • La integridad de los datos firmados.
  • La autenticidad del documento y vinculación con el que lo ha firmado.
  • La vinculación entre la firma y los datos biométricos con el documento.
  • La imposibilidad de poner una firma en otros documentos que no correspondan.
  • La posibilidad de demostrar la validez de la firma en un proceso de litigio.
  • El soporte duradero sobre el que se recoge tanto el documento como la firma.
  • La confidencialidad de los datos recogidos conforme a la LOPD.
  • La capacidad del titular de comprobar biométricamente la firma.
  • La simetría probatoria.

Descubre cómo implementarla en tu negocio y sus beneficios

La creciente digitalización y el aumento de la tecnología en nuestro día a día nos trae elementos como este, cada vez más presentes. Por eso es necesario conocerlos, entenderlos y saber usarlos de forma correcta.

Su implementación trae grandes beneficios tanto a las organizaciones que la usan como a cualquiera que interactúe con ella. Si formas parte de una empresa o entidad con gran volumen de firmas o en un proceso de digitalización, te recomendamos que te pongas en contacto con uno de nuestros consultores aquí para adaptar nuestro servicio de la mejor manera posible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)