technology-laptop-woman-girl-hands-work-working

A continuación os mostramos una serie de tips o consejos básicos sobre el ecommerce, que han de tenerse en cuenta a la hora de llevar a cabo la creación de una tienda online:

1. Imprescindible estar en Internet

Aunque nos parezca extraño, todavía hay muchos negocios que no tienen página web y/o presencia en redes sociales, y hoy en día, ambas son imprescindibles para garantizar el crecimiento de una empresa.

La elevada competencia y la reducción del consumo en tiendas físicas que se ha producido ha dado lugar al cierre de muchos negocios, sobre todo, de los más pequeños. En compensación, se ha registrado un incremento de las ventas a través de Internet, así como, de la frecuencia de compra.

2. Elegir muy bien el modelo de negocio para el ecommerce que se vaya a emprender

Existen una gran variedad de modelos de ecommerce, algunos de los más conocidos son el B2B (empresa a empresa), B2C (empresa a cliente), C2B (cliente a empresa), C2C (cliente a cliente), B2B2C (empresa a empresa y empresa a cliente), etc.

La identificación del mismo va en función del tipo de producto o servicio que se ofrezca y del público objetivo al que se dirija.

3. Contactar con profesionales en el ámbito del marketing digital y ecommerce

A veces nos resistimos a llevar a cabo este proceso, ya que pensamos que no es necesario; por ello es conveniente contactar con agencias de marketing o especialistas en este ámbito, para que nos expliquen en qué consiste, nos orienten y asesoren., Hay mucha gente que todavía no tiene una tienda online por desconocimiento o que simplemente no le sabe sacar todo el provecho.

4. Diseño responsive

Se define como diseño responsive aquel que se adapta a los diferentes dispositivos: ordenador de mesa, portátil, móviles y tablets.

Hoy en día, es de gran importancia que la web de nuestro negocio cuente con este tipo de diseño, no solo para una correcta visualización, o por el auge de los dispositivos móviles, sino también porque Google penaliza aquellos sites que no cuentan con un diseño que se adapta a todas las pantallas.

5. Implementar prácticas en SEO

Se conoce como SEO el posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda, en especial en Google, es decir, que la página esté en las primeras posiciones.

Debido a la gran competencia, es necesario llevar a cabo una serie de acciones tanto online, como offline para poder posicionar la web de nuestro negocio en dichos motores de búsqueda. El objetivo es claro: darnos a conocer.

Al fin y al cabo, tener una página web es como estar en un barco en medio de un océano: sino tenemos una estrategia SEO, no podremos remar hacia al puerto más cercano.

6. Implementar prácticas en SEM

El SEM consiste en anunciar nuestro negocio en los motores de búsqueda mediante el  uso de anuncios pagados de diferentes formatos, esto es, hacer publicidad en Internet. Para esta práctica es muy importante seleccionar bien las keywords, basándonos en los términos de búsqueda que usan los clientes para contratar nuestro servicio o comprar nuestros productos.

A pesar de ser de pago, a diferencia del SEO, los resultados son mayores y en menor tiempo. Consigue generar beneficios que van más allá de las potenciales ventas, ya que es mucho más directo con respecto al cliente al que se dirige y más efectivo; permite que el negocio crezca en menos tiempo.

7. Importante tener en cuenta aspectos sobre el diseño de la plataforma online

En ecommerce no es suficiente con tener un sitio online para la venta de productos o servicios y olvidarse. Es imprescindible diseñar una plataforma online pensando en el público objetivo que va a usarla, es decir, ponerse en el lugar del cliente potencial.

Para ello, hay que garantizar que tenga una buena experiencia de navegación, creando un site que sea fácil de usar, intuitivo y ameno, y sobre todo, que encuentre lo que está buscando. En otras palabras, mejorar la experiencia del usuario.

Asimismo, es importante intentar que la relación entre cliente y vendedor sea lo más cercana posible, además de transmitirle seguridad teniendo en cuenta determinados aspectos legales.

8. Adoptar estrategias de Ecommerce

Para garantizar el éxito del comercio electrónico es relevante adoptar e implementar una estrategia dentro de un plan de marketing, teniendo en cuenta todo lo mencionado anteriormente y otros aspectos más específicos.

Los objetivos se marcan en este plan de marketing, en el que, por norma general, el primer paso será generar tráfico hacia el sitio web para convertir esos visitantes en clientes.

¿Has dado ya el salto hacia el ecommerce?

Valora este post
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario