Negocio 3.0

Desde hace algún tiempo se viene hablando de la web 3.0 y, aunque todavía no está claramente definida queremos compartir con vosotros cómo la entendemos.

Para ello destacaremos aquí 3 características de la web 3.0 que, desde nuestro punto de vista, influirán de forma significativa en la actividad de marketing y comunicación de las marcas a medio plazo:

 1. Máquinas que crean contenidos: Quizá habría que hablar más de software que de máquinas para que no nos venga a la mente Terminator o HAL 9000. El caso es que se están haciendo muchos avances para lograr que los ordenadores entiendan el contenido de Internet, gracias a lo que se llama la “web semántica”, que consiste básicamente en organizar el contenido en forma de bases de datos, que es lo que puede entender un ordenador. Lo cierto es que en realidad nosotros enseñamos a los ordenadores a entender el contenido (o al menos su contexto) cada vez que etiquetamos un artículo en un blog, subimos una foto a Facebook, rellenamos un formulario, creamos un perfil, etc. Una vez entienden la información, los ordenadores son capaces de crear contenidos por si mismos. De hecho algunas marcas ya están aprovechando esta capacidad en su comunicación.

 2. Ultrapersonalización: Si los ordenadores entienden la información son capaces de darle a cada usuario lo que realmente quiere o puede interesarle. Esto nos llevará a un mundo de información ultrapersonalizada en el que habrá un “filtro” (nuestro perfil, nuestra red de contactos y nuestra actividad anterior en la red) que priorizará aquello que realmente sea relevante para nosotros. Esto puede empezar a verse ya, por ejemplo, cuando utilizamos Google. Para una misma búsqueda los resultados pueden variar en función de quién busca. Haz la prueba: busca la palabra “pizza” en Google y verás cómo a la derecha te sale un mapa de Google Maps con pizzerías de tu ciudad. Esto es sólo el principio. Google está empezando a ofrecer resultados cada vez más personalizados según el historial de búsquedas de los usuarios, los comentarios que hacen en las redes sociales, los contenidos que marcan como que “les gustan” (o “+1”), etc. De esta forma, podemos ya afirmar que la primera página de resultados de una búsqueda es única para cada usuario. Esto debería hacernos replantear muchas cosas. La primera es el significado de aparecer en la primera página de Google. La próxima vez que algún experto en SEO te ofrezca posicionar tu web en la primera página de Google, deberías preguntarle: ¿en la primera página de quién?

 3. Ubicuidad total: Internet ya no es algo a lo que se accede a través de la pantalla del ordenador. Hoy disponemos de infinidad de aparatos que se conectan a la red, desde teléfonos móviles hasta neveras, pasando por coches, televisores, videoconsolas e, incluso, ropa. Esto significa que todas las ventajas de estar conectado están a disposición de todos estos aparatos, lo que abre un mundo infinito de posiblidades para el marketing y la comunicación contextuales. Si a esto le sumamos las múltiples aplicaciones prácticas de la realidad aumentada,  quizá logremos que Internet deje de asociarse a lo virtual y se integre definitivamente en nuestra vida real.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario