icon-1328421_1920

No hay duda alguna de que las redes sociales son fundamentales para cualquier empresa, ya que suponen una importante oportunidad de desarrollo para el negocio. Incrementan la posibilidad de conseguir nuevos clientes y fidelizar los actuales, además de reducir los costes en campañas de comunicación. Eso sí,  existen imprescindibles: una estrategia de Social Media, y sobre todo, contenido de calidad.

Cualquier negocio que se quiera iniciar en redes sociales debería empezar en comunidades como Facebook y Twitter, ya que son las que cuentan con mayor número de usuarios. También, pueden plantearse otras redes sociales como Google+, Foursquare, Linkedin, Instagram o Pinterest; aunque la elección de una u otra depende siempre del perfil del público objetivo al que se dirija la empresa.   instagram-1372870_1920

Las redes sociales permiten que empresas y clientes puedan relacionarse de manera directa creando comunidades, y aportando una mayor calidad del servicio. Para una empresa son muy importantes porque les va a permitir conocer muy bien a sus clientes a través de los comentarios que hacen, conocer mejor sus gustos, percepciones, quejas, opiniones en torno a su marca etc.; incluso es una manera de saber la reacción de éstos ante el lanzamiento de un nuevo producto. De modo que la función y finalidad de las redes sociales es tratar de conocer más a tus clientes y potenciales, proporcionarle un servicio de respuestas y atención, así como, conseguir visibilidad; y no tanto un medio de generar ventas ni de conseguir rentabilidad directa.

play-stone-1237497_1920

Una vez seleccionadas las redes sociales, hay que llevar a cabo el diseño de una estrategia de Social Media, que constará de:

  • Análisis de la competencia, benchmarking del sector y análisis de nuestras redes sociales (en caso de tenerlas)
  • Estrategia: determinar los contenidos, plataformas, inversiones publicitarias, calendario de contenidos, plan de crisis, concursos, etc.
  • Definir objetivos específicos que queremos alcanzar estando en cada red social para un plazo fijado.
  • Indicadores: es decir, establecer qué KPIs nos van a ayudar a medir y analizar la evolución los objetivos propuestos.

Por consiguiente, tener presencia activa en redes sociales es algo fundamental para cualquier tipo de negocio, así como definir una estrategia coherente para las mismas, y no estar por estar. Saber a quién nos vamos a dirigir, qué queremos conseguir y cómo hacerlo, creando contenido de calidad y adaptándolo al público objetivo, y así poder fidelizarlos.

¡No esperes más para interactuar con tus clientes a través de estas comunidades! Y ya sabes, que en Unayta contamos con expertos en community manager que te aconsejarán en todo el proceso.

Valora este post
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario